viernes, 25 de septiembre de 2015

¿Quién es Lluís Rabell



Lluís Rabell suele referirse a la lista de ‘Junts pel Sí’ como un “artefacto electoral” dando a entender que su composición transversal no le parece creíble y callando que se trata de una lista unitaria para conseguir democráticamente la independencia de Cataluña, que es la única vía para lograr una redistribución más justa de la riqueza en nuestro país, lo cual Rabell dice defender.



Pero si hay un “artefacto electoral” en esta campaña es, precisamente, Lluís Rabell. Desconocido por la inmensa mayoría de catalanes y por una proporción descomunal de su propio electorado, Rabell es un candidato designado a la desesperada por los eternos revolucionarios orgánicos que han estado medrando en el Ayuntamiento de Barcelona durante más de treinta años. De Barcelona, sí, porque para esta izquierda chic y subvencionada el resto de Cataluña es “el territorio” o terra ignota salvo para ir a esquiar o a bañarse en la playa.

  
Lluís Rabell fue designado a dedo en una lista improvisada y cocinada para agradar a la nueva central española del progresismo populista, Podemos. Una vez superadas las aventuras para atraer votantes y después de usar y tirar a la exclaustrada Teresa Forcades y su Procés Constituent, se pasó a una elección inenarrable vía Internet que sólo permitía la aprobación o la abstención. Simplemente, nadie pudo votar NO. La democracia y la transparencia de “la candidatura de la gent” tiene estas cosas.

Pero ¿quién es Lluís Rabell? Para empezar, sus electores pueden llevarse una sorpresa el día 27 al percatarse que en la papeleta su candidato se llama Josep Lluís Franco. Todo el mundo tiene derecho a cambiar sus apellidos, por supuesto. Pero es que Rabell no se los ha cambiado, sigue llamándose Josep Lluís Franco Rabell y hasta el día anterior a su designación como cabeza de lista era Lluís Franco, presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona, FAVB, tal como puede comprobarse en este ejemplar de La Vanguardia del día 14 de junio

Así pues, no oculta su apellido por razones políticas, logicamente. Tampoco lo ocultó su familia en 1955 al denominar su empresa con la razón social Talleres Franco S.A.; en este caso sí podrían haber elegido otro nombre menos oportunista, aunque Rabell no tiene ninguna responsabilidad sobre aquella elección. Sí la tiene en cambio en ocultar su vinculación con esta empresa y su trayectoria como accionista y empresario. ¿Acaso es una vergüenza ser empresario?



Firma José Luís Franco Rabell el 1 de Julio de 2009

Talleres Franco, dedicada a la compraventa y manipulación de mármoles y granitos, quebró a finales del año 2009, y no en 2008 como responde a regañadientes en las pocas ocasiones en que ha sido preguntado sobre el asunto. Este corrimiento de fechas no es inocente: Talleres Franco, donde Rabell era Apoderado y Consejero Delegado, presentó en el Registro Mercantil las cuentas anuales de 2008 con retraso, concretamente el 19 de octubre de 2009, y transcurridos sólo tres días (el 22 de octubre) el Juzgado inició Procedimiento de concurso, quiebra y suspensión de pagos. 



Presentación de Cuentas el 19 de Octubre de 2009

Fecha Declaración de Concurso el 22 de Octubre de 2009

La empresa de Rabell apuntó en sus cuentas 358.655,89 € de deuda crediticia y 105.755,37 € de deuda a proveedores. Curiosamente, la Memoria de Talleres Franco correspondiente a 2008 y presentada tres días antes de la suspensión de pagos indicaba que “No hay razones de tipo económico que puedan suponer la no continuidad de la Sociedad, ni por contingencias internas ni por implicaciones externas”.

El resultado arroja una deuda de 33.748,08 € con la Seguridad Social distribuida en 16 incidencias en las que consta “Relación de deudores en vía ejecutiva no localizados”. Es de suponer que, a pesar de invertir el orden de sus apellidos, la Seguridad Social ahora será capaz de localizarlo. ¿O quizás la deuda ya ha prescrito y Rabell ha participado en un “sinpa” mientras denuncia que se cierran hospitales?

  
Tampoco tuvieron suerte los proveedores, según se deduce de la impotente denuncia de un lector del diario El Món, según el cual a día de hoy todavía no han visto un euro. Dice lo que sigue: “la empresa de este personaje quebró y dejó un montón de facturas por pagar. Destrozó a muchas empresas con su caída. A nosotros 15 días antes de cerrar nos hizo un pedido de 15.000 € que no cobramos”.



Tal vez el candidato de ‘Catalunya sí que es pot’, adalid de la justicia social, azote de corruptos e inmaculado postulante a presidir la Generalitat de Cataluña mientras espera un par de generaciones a que España cambie y nos conceda la merced de realizar un referéndum, sea capaz de explicarnos por qué su empresa quebró mientras presumía de buena salud ante sus indefensos acreedores. O por qué una variación del -22,23% del Importe Neto de la Cifra de Negocios supuso un -3.776,47% en el Resultado del Ejercicio.

  
No entraremos en detalles sobre la paridad de género de su extinta empresa (1 mujer/10 hombres), o sobre delitos medioambientales, pero sería un detalle que demostrase si se ha saldado la deuda de Talleres Franco con la Seguridad Social, más que nada para que lo tomemos en serio cuando habla de recortes o calla cuando su avalador político, Pablo Iglesias, afirma que la Sanidad en Cataluña es una mierda.


También sería de agradecer que nos aclarara cómo su empresa pasó de unas reservas de 623.765 € a 243.039 €. justo antes de declarar la quiebra.

En otro orden de cosas, sería interesante que nos aclarara algunos vacíos de su biografía que evoca a nuestra memoria al inefable Enric Marco. Ignoramos cómo se gana la vida y por qué en vez de presentarse como pequeño empresario ha optado por relucir su condición de ‘traductor’. ¿Es más intelectual?, ¿es más de izquierdas? Por cierto, ¿qué ha traducido? ¿Cómo consiguió licenciarse como traductor e interprete en la Universidad de Montpellier si en esa universidad no existe esta licenciatura?

Todo esto lo habría podido explicar en el “espacio compensatorio” que la Junta Electoral Central regaló a los partidos anti independentistas, como el suyo, obligando a TV3 a emitir más de tres horas de propaganda electoral a favor de los partidos contrarios a la manifestación del 11 de septiembre en una demostración apabullante de abuso de poder y ventajismo que ‘Catalunya sí que es pot’ no dudó en aprovechar.

Le quedaríamos eternamente agradecidos si antes de entrar en el Parlament y de presentar obligatoriamente su Declaración de bienes como diputado, Lluís Rabell nos hiciese un amable adelanto, no vaya a ser que nos topemos estupefactos con misterios tales como el piso con tres precios distintos de Joan Herrera que en su día denunció @elsomatent.

Más que nada para que quede despejada toda duda de que Lluís Rabell o Josep Lluís Franco Rabell no traspasó la titularidad de sus muchas o pocas propiedades mientras su empresa insumergible quebraba.






8 comentarios:

  1. Vaja, quina putíssima merda de persona.

    ResponderEliminar
  2. Si quiere puede completar el artículo con esta sentencia contra la empresa del candidato de un partido que se presenta como ecologista por..... contaminar una riera!!

    http://www.poderjudicial.es/search/doAction?action=contentpdf&databasematch=AN&reference=996326&links=%22talleres%20franco%22%20%22878%2F1998%22&optimize=20060126&publicinterface=true

    ResponderEliminar
  3. Jo, durant molts anys de relacions professionals com a client de Talleres Franco, S.A., sempre preguntava pel Sr. Franco o el Sr. José Luis, mai pel Sr. Rabell o el Sr. LLuís

    ResponderEliminar
  4. http://www.infocif.es/empresa/talleres-franco-sa
    "Consejero: FRANCO RABELL JOSE LUIS
    Secretario: FRANCO RABELL JOSE LUIS
    CONS. DELEG.: FRANCO RABELLJOSE LUIS "
    3 sueldos, eso saldrá en la pensión, verdad?

    http://www.informacion-empresas.com/Empresa_TALLERES-FRANCO.html
    "Rango Ventas Entre 300 y 600 mil €
    Rango del Capital Social Mayor de 60.000 €"
    Tamaño por Empleados Entre 5 y 25"

    https://es.wikipedia.org/wiki/Llu%C3%ADs_Rabell
    "Vivió durante diez años en Francia por motivos laborales, y a su retorno el 1987 se integró al asociacionismo vecinal. En esa época fue administrador de Talleres Franco SA, una empresa familiar de mármoles disuelta con pérdidas en 2010 . En 1988 se presentó como diputado a las elecciones del Parlamento de Cataluña por la provincia de Tarragona con el Partido Obrero Revolucionario (PORE), ocupando en número 7 de la lista"
    http://vozpopuli.com/actualidad/67526-el-candidato-de-podemos-en-cataluna-cerro-su-negocio-con-perdidas-de-200-000

    ResponderEliminar
  5. Ayyyyyyyy!!! El PORE!!! cuantos se quedaron colgados de una nube... eso sí, los que bajaron menudos perlas!!!

    ResponderEliminar
  6. Quin "pàjaru" Rabell és un candidat designat a la desesperada pels eterns revolucionaris orgànics que han estat prosperant a l'Ajuntament de Barcelona durant més de trenta anys.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Comentaris de Pep Agulló al article: "A la recerca d’una explicació sobre Rabell i Coscubiela"
    Pep Agulló 27.04.2017 | 09:08
    Pere vós sous periodista. Us heu d’informar. Coneixia un senyor que es feia dir Gérard Laffont (el seu alias) que militava a les files del trotsquisme (POR) a París en temps del franquisme, i que després va tornar a Espanya i va canviar de bàndol i es va passar als seus enemics, els descendents avui de l’estalinisme, i va arribar a ser-ne representant al parlament. Aquest senyor és el senyor Lluís Rabell. No t’enganyis, té una digestió a prova de tot.
    Pep Agulló 27.04.2017 | 12:24
    Al comentari de Jordi Romeva. El currículum d’en Rabell, a grans trets, és el que explico. Vaig militar en el mateix partit trotsquista que ell. Vol més credencials ? Ara amaga el seu passat com sol passar als que canvien de jaqueta.

    ResponderEliminar